© Derechos reservados, 2004-2005.
Contenido:
Comentario:
La seguridad del bebé en casa
por Mónica Sulecio de Álvarez
Licenciada en Educación
Guatemala
Año 1
No. 9
La llegada de un bebé acarrea grandes cambios
en el hogar, uno de ellos es el
reacondicionamiento de la casa para lograr un
entorno seguro pero potenciador de las
habilidades que poco a poco irá adquiriendo.

Mientras el bebé crece y adquiere habilidades
motrices que le permiten ser cada vez más
independiente, su deseo por conocer todo lo que
le rodea se acrecienta. Este deseo innato por
experimentarlo “todo” debe encontrar eco en
unos padres que le permitan experimentar al
menos “casi todo”, así como un lugar en el que
pueda desplazarse con libertad, sin riesgo de
sufrir golpes fuertes ni lesiones severas.

La casa debe ser segura desde el mismo día del
nacimiento.  Los bebés crecen muy rápido y
aprenden a girar, levantarse, gatear o caminar en
un abrir y cerrar de ojos; por ello, es importante
que todo esté acondicionado para la protección
del bebé desde su llegada, de esta manera no
tendremos bebés que al empezar a gatear
conocieron los tomacorrientes destapados y de
pronto, un día despertaron y encontraron esos
simpáticos y atractivos plastiquitos tapándolos,
que por cierto ¿cómo se quitarán?...

Las caídas son peligrosas, por ello es sumamente
importante JAMÁS dejar a los bebés solos en el
cambiador, la bañera, la cama o cualquier otro
lugar elevado sin supervisión.  Una regla útil es
MANTENER SIEMPRE una mano sobre el bebé.
Otra idea  práctica es hacer los cambios, e
incluso bañar al bebé, sobre una toalla en una
alfombra directamente sobre el suelo.

Cuando el bebé ya controla sus manos para
tomar objetos cercanos, la alerta aumenta.  Se
recomienda alejar de su alcance recipientes con
contenidos calientes o tóxicos, instrumentos
punzo cortantes, cordeles y objetos pequeños o
pesados, etc.
Cuando el bebé llega al piso para gatear y
caminar, la mejor estrategia es revisar la casa de
arriba abajo gateando igual que él, es decir, desde
su mismo plano. De esta manera se tendrá  una
noción exacta de lo que experimenta el bebé
desde el suelo y los objetos que podrían
lastimarle, tales como esquinas puntiagudas; sillas
demasiado livianas que puedan caerse si el bebé
se apoya en ellas; adornos pesados, muy
pequeños o que se quiebren; productos de
limpieza; medicamentos; botes de basura;
manteles y objetos colgantes que le motiven a tirar
de ellos y correr el riesgo de que le caiga encima
un objeto pesado o caliente, etc.  Lo mejor es
dejar libre el área lo más posible.  Además, para
evitar la tentación de jugar con el agua del inodoro
o de desenrollar el papel higiénico, es útil
mantener cerrada la puerta del baño.

Si hay un segundo nivel, conviene colocar puertas
en ambos extremos para que el bebé no suba ni
baje sin supervisión. Cabe recordar, sin embargo,
que subir y bajar gradas con la supervisión de un
adulto es beneficioso para los bebés pues les
ayuda a guardar el equilibrio, a coordinar los lados
izquierdo y  derecho del cuerpo, así como a
aprender a trepar.  En un segundo nivel, las
ventanas deben ser seguras.

Los bebés necesitan explorar su entorno y
desplazarse en espacios libres de riesgos serios.  
Merecen, por tanto, crecer en un hogar que no
limite sus ansias por descubrir.  Es preferible
tomar las medidas de seguridad descritas
anteriormente a pasarse el día entero diciendo al
niño o la niña lo que “no puede hacer”.  Más
adelante, alrededor de los dos años, cuando el
mobiliario y la decoración de la casa deje de ser
tan atractiva, el bebé tenga un mejor control de
sus movimientos y equilibrio, y su memoria infantil
le permita recordar reglas, botes de basura y
adornos pueden recuperar su lugar de antes.
Califica este artículo:
La opinión de los lectores es muy importante para ofrecer contenidos de calidad, así como para
personalizar los artículos y satisfacer mejor sus necesidades de información.  Por favor, califica este
artículo según la siguiente escala e incluye tus comentarios sobre el mismo.  ¡Gracias!

              (Escala: *** Excelente, ** Bueno, * Regular)