«Cada persona es dueña de su cuerpo y es responsabilidad de cada quien
mantenerlo limpio y bien cuidado»
Ilustración de Christine Varadi tomada del libro "Tú, yo y el mundo", página 9.
Antes de la actividad:

1. Pregunten a su hijo o hija por qué tenemos que comer.

2. Digan los nombres de las comidas que conocen.

3. Expliquen que hay algunos alimentos que son más nutritivos porque tienen vitaminas
como las frutas y los vegetales.  La vitamina A, por ejemplo, ayuda a tener mejor visión y a
que la piel, uñas y pelo estén saludables. ¿Qué vegetales tienen vitamina A? La zanahoria,
la espinaca y la lechuga verde son fuentes de vitamina A.

La carne, los huevos y la leche contienen proteínas que ayudan a  la cicatrización de las
heridas, a que los músculos y huesos crezcan fuertes.

4. ¿Qué alimentos prefieren comer? Repasen lo que comen diariamente y determinen si les
ayuda o no a estar sanos y a tener energía. Lo que comen, ¿es nutritivo?


Durante la actividad:

1. Recorten ilustraciones de alimentos.

2. Vayan indicando los nutrientes que aporta cada uno.

3. Péguenlos en un pliego de cartulina. Pueden hacer un "collage", o bien, organizar los
recortes según el tipo de alimento que sea frutas, vegetales, carnes, huevos, derivados de
la leche, pan, tortillas, etc.  


Actividad de extensión:

Extiendan sobre el suelo hojas de papel periódico. Pidan al niño o la niña que se coloque
sobre el suelo con los brazos doblados demostrando fuerza y las piernas abiertas. Pídanle
que se quede quieto(a) mientras dibujan su silueta con un crayón o marcador. Rellenen la
silueta con envoltorios de alimentos nutritivos que tengan en casa, así como cáscaras de
verduras y vegetales que pueden secar previamente al sol.
© Derechos reservados, 2004-2006.
Cuido mi cuerpo
(adaptación de la actividad propuesta en el libro "Tú, yo y el
mundo" del Ministerio de Educación)