• Asegure un acompañamiento adecuado a las madres en la labor de parto, que sea culturalmente
    sensible y de apoyo.

  • Fomente medidas no farmacológicas para ayudar a apoyar a las madres en el parto (masajes,
    aromaterapia, relajación en agua, movimiento).

  • Permita que el parto tenga lugar en la posición que la madre prefiera.

  • Seque a el(la) bebé rápidamente, preservando la grasa blanca natural (vermix) que alivia la
    nueva piel de el(la) recién nacido(a).

  • Coloque a el(la) bebé desnudo(a), piel-con-piel, sobre el pecho descubierto de la madre, de cara
    a ella, y cúbrales a ambos juntos(as)

  • Permita que el(la) bebé busque el seno. La madre le estimulará con su tacto y puede ayudarle a
    posicionarse más cerca del pezón (no se le debe forzar a tomarlo).

  • Mantenga a el(la) bebé piel-con-piel con la madre hasta que concluya su primera toma, y
    posteriormente por el tiempo que ella así lo quiera.

  • Las mujeres que tienen partos quirúrgicos también deben tener a su bebé piel-con-piel después
    del parto.

  • Retrase los procedimientos invasivos o llenos de tensión.

  • A el(la) bebé se le debe pesar, medir y medicar en forma preventiva DESPUÉS de haber sido
    amamantado(a).

  • No se debe administrar líquidos ni tomas prelácteas a menos que haya una clara indicación
    médica.
Volver
© Derechos reservados, 2004-2007.
Cómo iniciar la lactancia materna en la primera
hora de vida