Cuando esto sucede es fácil detectarlo.  Parte de la piel cubierta por el pañal estará roja e inflamada.
 Las áreas afectadas pueden parecer secas o húmedas, y algunas veces se observan pequeños
granos.  Si la pañalitis no se trata, puede convertirse en algo peor, como una infección.

¿Qué la causa?

Principalmente la humedad.  Los recién nacidos hacen sus necesidades con frecuencia.  Aún los
pañales más absorbentes pueden dejar humedad en la delicada piel nueva del bebé.  Un bebé a
quien se le deja con un pañal sucio por mucho tiempo, tiene más probabilidades de desarrollar
pañalitis.  Sin embargo, puede producirse aunque el pañal se cambie constantemente debido a
alguna reacción alérgica (al pañal desechable, a detergente, o a alguna comida nueva).  Por otro
lado, bebés más grandes que por alguna enfermedad toman antibióticos, pueden presentar diarrea,
la cual puede causar pañalitis.

¿Cómo tratarla?

Lo mejor es mantener al bebé limpio y seco cambiándole el pañal frecuentemente.  Cuando el clima
lo permite y el bebé puede jugar afuera o en una habitación con un piso fácil de limpiar, deje al bebé
sin pañal todo el tiempo que pueda para que el aire contribuya a acelerar la cura.  Puede también
probar cambiar de pañal desechable y detergente a marcas completamente libres de fragancias y
otros aditivos (esto podría resolver el problema si la pañalitis es alérgica).  Una pañalitis normal
debería desaparecer después de unos tres o cuatro días de tratamiento casero.  Si persiste,
aumenta o empeora, llame a su pediatra.

¿Cómo prevenirla?

La mejor defensa es mantener las nalguitas secas. Para ello, le recomendamos seguir cinco pasos
sencillos:

1.     Cambie el pañal de su bebé tan pronto como sea posible.

2.     Limpie el área genital cuidadosamente después de cada cambio y deje que se seque.

3.     Póngale a las nalguitas una pequeña capa de ungüento protector (tenga cuidado con los
       talcos, ya que pueden penetrar a los pulmones del bebé).

4.     No ponga los pañales muy apretados, porque esto no permite que el aire circule.

5.     Cuando el bebé empiece a comer comidas sólidas, introduzca las diferentes variedades de
       una en una y espácielas varios días.  De esta forma le será más fácil si la pañalitis es de
       origen alérgico.
© Derechos reservados, 2004.


Pañalitis
Volver